Psicorisoterapia

psicorisoterapiaPsicorisoterapia, 1986    

  • Hace casi veinte años ideé este sistema de Psicorisoterapia, haciendo una herramienta más allá de lo que se llamaba por entonces Risoterapia y que encajaba mejor con mi profesión de psicólogo. Durante varios años estuve impartiendo talleres de fin de semana.
  • Técnicas y herramientas en Psicorisoterapia
  • Psicoterapia Integrativa y Transpersonal
  • Psicodinámica Grupal
  • Psicoterapia Respiratoria
  • Canto y diálogo primal
  • Movimiento Primal
  • Voz, sonido
  • Poesía Primal.

 

Definición de Psicorisoterapia y modo de trabajar con esta terapia

Con la Psicorisoterapia trabajamos el inconsciente, el cuerpo, las emociones, el sentimiento, los falso yoes para que emerja el Yo verdadero; porque así, tomaremos conciencia de nuestros tesoros y de nuestras sombras. Nos haremos conscientes de aquellos conflictos psicoemocionales que sesgaron nuestra vida y bloquearon la capacidad de reír y de sonreír. Sin embargo, a pesar de nuestros rostros, a veces tan serios, macilentos, demacrados y sin falta de vida, tenemos una gran necesidad de reírnos, de pasarlo bien, de sentir placer y de expresar por medio de la risa una necesidad de querer vivir y disfrutar de la vida.

Abrirse a la vida es abrirse a la alegría de vivir y a la risa, porque tanto la risa como el llanto nos evoca experiencias de un pasado y de un presente

En el taller habrá un tiempo para la risa y un tiempo  para integrar los elementos que se han movilizado en la persona, puesto que la risa es un gran movilizador de los sentimientos, tanto los negativo como los positivo. Nos movemos en un mundo de polaridades, uno de los polos señala la risa y el otro polo señala la tristeza, el sufrimiento, el canto, etc. Un polo existe gracias al contrapuesto. Es por esto que podemos pasar de un estado a otro.

En el tiempo de integración, la persona elabora los elementos psicoemocionales que emergieron en su conciencia y los verbaliza para ser más consciente de ellos, asumirlos y elaborar estrategias.

Pero la Psicorisoterapia no es un taller para sólo reírse y nada más. La Psicorisoterapia es una tarea para trabajar con el carácter, la personalidad, la historia biográfica de la persona; sin quedarse en los aspectos negativos, puesto que lo que busca son los rasgos positivos, la salud física, emocional y espiritual, en definitiva, rescatar el diamante oculto tras el mar de los sargazos personales. Es un trabajo para hacer emerger al Yo verdadero, es decir, el ser auténtico, la joya escondida que todos llevamos dentro.

 

Temario, las diversas funciones de la Psicorisoterapia

  • La psicoterapia de la risa como herramienta para desmantelar las armaduras: física, mental, emocional, energética y del corazón.
  • Concienciarse de los conflictos psicoemocionales
  • Expansión de la conciencia mediante la apertura del Yo verdadero
  • Desarrollo del proyecto vital existencial
  • Vencer las inhibiciones en general y el tabú de la risa, especialmente el temor a reírnos, a hacer el ridículo y pasar vergüenza.
  • La función de la sonrisa, la sonrisa interior.
  • El disfrute, el gozo, la relajación, la serenidad y el optimismo.
  • El compartir con los demás, la integración en el grupo, la armonía del grupo, el grupo como una unidad en donde las personas se sienten ayudadas y ayudadoras.
  • Reírnos con los cinco sentidos (vista, oído, gusto, olfato y tacto), además del sexto sentido, el sentido de la intuición del corazón.
  • Cómo nos manejamos en la vida cotidiana con el humor, la broma y la ironía.
  • La risa bajo el punto de vista del la Psicoterapia Bioenergética
  • La risa bajo el punto de vista de la medicina y las tradiciones espirituales
  • La risa que sacude el vientre. El movimiento del diafragma.
  • Conocer las partes del cuerpo que están implicadas en la risa y darse cuenta del estado de tensión o de relación en que se encuentran.
  • El músculo diafragmático y el ser conscientes de su movilización.
  • Anatomía y fisiología de la risa
  • Los huesos y la musculatura de la risa, los espacios de la risa.
  • Cómo responde nuestro organismo ante la risa
  • Los diferentes bloqueos psicoemocionales y energéticos que impiden la risa norma, franca y cordial (del corazón, core). Diferentes tipos de risa y su significado
  • La risa para elevar el sistema inmunológico
  • La Psicorisoterapia como camino de transformación, puerta a la felicidad, a la relajación, a la creatividad y a la vida.

 

Lo que dicen las ciencias sobre la risa

 Psicología

El diafragma es un músculo semitendinoso que está entre la cavidad torácica y abdominal, entre los pulmones y las vísceras abdominales. Este segmento o anillo está a la altura del plexo solar, es decir, está en el centro del cuerpo.

Las emociones que se originan en la pelvis tienen que pasar por el segmento diafagmático y el segmento del cuello para llegar al cortex. Si la mente bloquea los músculos del segmento diafragmático, las emociones que nacen de la pelvis no pueden ascender y se bloquearan, produciendo una tensión muscular crónica y somatizaciones de enfermedades concretas. Somos el resultado de nuestros conflictos y de nuestras satisfacciones, de nuestras sombras y de nuestras luces. La risa ha sido bloqueada a nivel psicológico y emocional, a nivel de las estructuras físicas y a nivel energético. La Psicorisoterapia nos puede servir de herramientas para movilizar la musculatura bloqueada en el cuerpo y así despertar la historia inconsciente contenida en los músculos para liberar el bloqueo físico, energético y psicoemocional. De este modo, la persona se hace consciente de su historia biográfica, tanto de los conflictos de su historia personal, como de los momentos felizmente vividos. Es así como devolvemos a la persona la capacidad de vivir.

Freud, como otros psiquiatras, médicos y psicólogos, se dio cuenta de que la risa liberaba energía bloqueada en el inconsciente de la persona y que al reírse, la energía se liberaba y permitía emerger elementos del inconsciente.

La risa tiene que ver también con la sexualidad, la sensualidad, el erotismo, el disfrute, el placer y la libertad de ser uno mismo. La educación judeo-cristiana ha actuado en gran medida como represora de los sentimientos placenteros de la sexualidad. La pelvis  (especialmente el bajo vientre y los genitales), ha estado sometida a unas tensiones musculares por creencias en donde sólo se veía pecado, prohibición y “valle de lágrimas”, prohibiéndonos el placer, la sexualidad y el amor. Pero hay un trabajo con la pelvis y la hiperventilación que libera la risa y los bloqueos psicoemocionales relacionados con la represión y el sexo.

 

Medicina

Ha sido en las últimas décadas que se ha investigado el tema de la risa y su influencia en el ser humano, aunque hay muchas referencias de las funciones de la misma a lo largo de la historia. En estudios científicos se ha descubierto que el cerebro libera impulsos eléctricos negativos un segundo antes de que la persona comience a reírse.

La medicina psicosomática, que aunque su investigación científica sea reciente  -tan sólo hace unas décadas (Medard Boss, Rof Carballo, etc)- ya se hablaba ampliamente de la influencia de la risa y del estado de ánimo en todas las tradiciones del mundo. La risa, el buen humor, el estado alegría se ha investigado con relación al sistema inmunológico, especialmente en personas con cáncer, dando unos resultados satisfactorio y de confirmación de que la risa es un gran aliado en la recuperación de enfermedades.

Robert Fisher, autor del libro “El caballero de la armadura oxidada, 80ª edición, comenta en su biografía: en un futuro próximo se planea un documental sobre la vida de Robert Fisher. En él hablará del “poder curativo de la risa”, basado en una cinta de audio que lleva el mismo título. En dicho documental cantará parte de la música que compuso hace tiempo y que le sirvió de gran ayuda para superar los momentos difíciles de su vida.”

La tristeza, la pena, los sentimientos reprimidos, etc hacen descender el sistema inmunológico, por otro lado, la persona tiende a psicosomatizar, creando un circuito vicioso y enfermizo entre la mente y el cuerpo. Al mismo tiempo, un cuerpo enfermo afecta a la mente y a las emociones. He aquí la importancia de un buen estado de ánimo y no dejarnos arrastrar por los dragones de las pasiones negativas como la ira, la rabia, etc, las cuales nos perjudican tanto el cuerpo. Un estado emocional saludable imprime la salud en el cuerpo físico. La risa es una buena aliada de la salud, pero lo que nos hace reír o llorar es el “cómo estamos en el mundo” y cómo vivimos el aquí y ahora. La mente es la puerta de la risa o de la tristeza.

La risa sacude el vientre y moviliza las vísceras, especialmente los pulmones. La risa artificial es forzada, en ella hay tensión en la garganta y produce tos. Una respiración defectuosa impide una buena carcajada desde el vientre. Toda risa tiene que salir desde la garganta para arriba.

A lo largo de la historia de cada uno, el vientre se ha contraído y bloqueado por las emociones negativas, dejando un vientre espasmódico. La risa nos permite hacer una regresión a la infancia, al mundo de las prohibiciones y también, al mundo de la libertad que uno siempre quiso para sí mismo, ese mundo que el niño interior sano, el niño divino intuía, un mundo que estaba más allá del bien y del mal, simplemente “se era en sí” y por lo tanto, se era feliz.

La vivencia de los conflictos psicoemocionales ha provocado enfermedades o disfunciones tales como: estreñimiento, hernia de hiato, úlcera de estómago, asma y demás disfunciones respiratorias, dolor en la menstruación, presión sobre el corazón, espasmo en la vesícula biliar, etc.

En la risa hay liberación de catecolaminas, las endorfinas, éstas inducen una sensación de bienestar.

En la risa se ponen en funcionamiento unos 400 músculos, los ojos, la nariz y la garganta se lubrican. La risa actúa eleva la oxigenación en el organismo y ejerce una función analgésica del dolor

 

Tradiciones, filosofía de la risa, espiritualidd

Ya en muchas tradiciones se le daba importancia a la risa. Hace 4.000 años en el antiguo imperio chino, había templos en donde la gente se reunía para reírse con el objetivo de lograr una mayor salud y bienestar. Hay un dicho en China que dice así: para estar sano hay que reírse treinta veces al día. En la India también se tiene noticias de que había templos sagrados en donde se practicaba la risoterapia.

En algunas culturas tribales existía la figura del “doctor hazmerreír” o “payaso sagrado, este era un chamán cuyo objetivo era hacer reír a la gente que estaba enferma.

La risa tiene un nivel y la sonrisa otro. La risa tiene que ver más con las emociones y el vientre, sin embargo, la sonrisa se acerca más al sentimiento del corazón. La risa es necesaria, pero la sonrisa aún más. Es más fácil reír que sonreír. No obstante, para llegar a sonreír, hay que pasar por el proceso de la risa, de esa risa que se nos ha negado en un principio y que luego es uno mismo quien se la niega. La risa actúa como catalizador de los conflictos psicoemocionales, “saca lo muerto y da la vida”, para que en el ser humano luzca la sonrisa del corazón.

El ángel de la estatua de Bernini “éxtasis de Santa Teresa”, no se está riendo, sino sonriendo. El niño está más tiempo sonriendo que riendo. Al Buda se le representa en con un semblante risueño y sonriente. En el estado de éxtasis –que es una extraña experiencia de placer-dolor- aparece la sonrisa y no la risa. También en el estado de buenaventuranza, es la sonrisa lo que emerge.

 

By |Categories: Uncategorized|Comentarios desactivados en Psicorisoterapia
Menu