Mantenimiento

Mantenimiento

mantenimiento

¿Cuándo se tiene certeza que se experimenta la mecánica respiratoria correcta?
Hay docenas de percepciones y sensaciones interoceptivas, cenestésicas que permiten a la persona sentir el tronco y todo el cuerpo como una unidad. Los tres anillos del tronco: lumboabdominal, diafragmático y costoclavicular se expanden en la inspiración y se contraen en la espiración, al mismo tiempo. Se nota que entra más aire, todo se expande al unísono, hay placer, gozo, relajación física, serenidad de la mente. Se incrementa la sensibilidad del cuerpo físico. Se autorregula la temperatura. Se siente un calor agradable y amoroso en todo el cuerpo, especialmente en aquellas zonas que estaban más bloqueadas. Los ojos brillan chispeantes. Se percibe una revivificación del organismo, el tono vital se eleva.

Se tiene la certeza, que la forma de respirar que la persona experimenta en cada respiración es la correcta y que no hay vuelta atrás, es decir, a la mecánica respiratoria incorrecta, deficiente, bloqueada.
Lo que hay que hacer es mantener esa forma de respirar desde ese momento en adelante.

Y una vez que la persona logra hacer correctamente la mecánica respiratoria…
El asunto es mantener la forma correcta de respirar, esa que la persona siente y tiene certeza que es la forma natural y desahogada.
Hay que ser conscientes de la respiración durante muchos momentos del día para poder desplazar el hábito malsano respiratorio e implantar el correcto. Manteniéndose en la práctica, hasta que el sistema respiratorio involuntario registre, cada día un poco más, el modo liberado de respirar y se haga, de modo involuntario, la respiración correcta.
Volver a la respiración correcta ofrece múltiples beneficios. Por un lado las patologías físicas: hernia de hiato, asma, malas digestiones, estreñimiento, mala circulación sanguínea, etc., disminuirán o se eliminarán. Por otro lado, una buena mecánica ventilatoria es sinónimo de medicina preventiva. Si oxigenamos convenientemente el organismo, éste se alcalinizará y será menos propenso a enfermedades. Y por último, una buena absorción de prana, chi, ki, orgón a través de las narinas y de los 350 millones de alvéolos, nos revitalizará, entre otros muchos beneficios.

.

.

Mantenimiento, continuidad en contacto con la fuente chequeadora.

La importancia de la constancia en el trabajo de la Psicoterapia Respiratoria

Como en la mayoría de cosas importantes, para conseguir una buena mecánica respiratoria, la paciencia y la constancia son dos pilares básicos. En otras disciplinas como el yoga, el Tai Chi, Qi gong, Aikido, etc existe una continuidad en la repetición de la técnicas, los movimientos y  las posturas que permiten perfeccionar poco a poco la práctica, logrando con ello un mayor bienestar corporal y mental.

Sobre todo al iniciarse en cualquier disciplina es necesario tener un maestro cerca, ya que por un lado la proximidad de un instructor impulsa a practicar más y mejor y por otro lado permite corregir errores básicos muy fáciles de evitar en una fase inicial, pero que pueden suponer un problema a medio plazo si no son corregidos. Gracias a la perseverancia en la práctica de la Psicoterapia Respiratoria poco a poco se va logrando una respiración más plena y natural que proporciona mayor vitalidad, más claridad mental y paz interior.

Mediante un sólo encuentro de trabajo de Psicoterapia Respiratoria, toda persona llega a saber cómo es su mecánica y en una sola sesión consigue volver a la forma natural y correcta, con lo que puede darse cuenta de la diferencia en su estado interno de cuando respira bien y cuándo mal. Y aunque los beneficios probados de asistir a un sólo encuentro son evidentes desde el primer día, con un solo encuentro no se consigue crear las pautas y adquirir todos los conocimiento teóricos y prácticos necesarios para crear un hábito que perdure en el tiempo.

Es importante una cierta continuidad tanto de asistencia en los encuentros como de trabajo personal, ya que aunque en el taller se consigue llegar a la forma correcta de respiración, el hábito incorrecto ha estado presente durante mucho tiempo y es fácil, que con el día a día y el ritmo que la vida cotidiana nos obliga a llevar, no podamos ser conscientes de nuestra respiración durante la mayor parte del tiempo. Por esta razón la fuerza de voluntad y la perseverancia son muy importantes y en algunas ocasiones un impulso externo logrado mediante un taller o encuentro con el instructor pueden volver a proveer la energía necesaria para volver una vez más a la mecánica respiratoria que nos permite vivir más y mejor con nosotros mismos y con los demás.

Te animo a que asistas a los próximos encuentros en donde volveremos a revisar tu mecánica respiratoria a la vez que haremos un gran trabajo terapéutico, logrando más fuerza y vitalidad para descubrir y alcanzar tus verdaderos propósitos

Menu