Test1
[/fusion_text]

La práctica y la experiencia nos hacen grandes maestros, así entendí como en cuestión de minutos, Carlos es capaz de ver e identificar el mal hábito de las personas a la hora de respirar,  estando  relacionado con algún bloqueo emocional.

Las personas que están a nuestro alrededor son mensajeros y Carlos con su honestidad, transparencia y hablando en un lenguaje comprensible, hace de los talleres una gran fuente de aprendizaje.        Nos pasamos gran parte de la vida haciendo las cosas en piloto automático y buscando soluciones fuera de nosotros, olvidándonos que una de las más sencillas y eficaces herramientas la tenemos a nuestro alcance y es la que puede cambiar totalmente la vida a una persona cuando despierta y la descubre: esta es la respiración, una mecánica ventilatoria correcta. Gracias por compartir tu sabiduría y ayudar en los demás.

Un abrazo, Mihai M.

Querido Carlos, la experiencia del taller fue muy importante para mi. Poquito a poco voy deshaciendo las tensiones que han atenazado mi cuerpo toda la vida. El taller me dio respuesta a algunas dudas: la postura fisiológica de la pelvis, conseguir respirar por la zona lumbar, incluyendo las piernas en el trabajo, cosa que me han ayudado a desbloquear un poco mas, con tu ayuda, la zona dorsal, hombros, y a abrir un poco mas el pecho. Cosa que permite que mi barbilla pueda descender suavemente.Creo que eres un con un conocimiento profesional tan amplio que puedes ayudar a las persona de una forma amena  y alegre pero certera y concreta.       Estoy muy contenta de haber hecho el taller y estoy interesada en seguir aprendiendo contigo en la medida que me sea posible. Gràcias por toda la información que nos has mandado. Anna M. Bagudá

.

Los beneficios del taller han sido varios: conocerte un poco más, aprender a respirar bien (salí super fresco de la sesión), disfrutar de los compañeros de grupo, relajarme, compartir emociones y, muy especialmente, fijarme en lo mucho q la voz dice de una persona.     En cuanto a tu papel de director del taller, sólo te diré que no cambiaría ni una coma de lo que haces y como lo haces. La única sugerencia sería que hay personas que han sido manipuladas más a fondo que otras y eso deja a quienes no lo han sido con un poco de envidia (sana en mi caso). Luis Cuervo

Estimado Carlos, aquí te mando unas lineas de devolución. Para mi ha sido un regalo haberme encontrado con este curso, pero sobretodo contigo. Considero que el curso es una experiencia transformadora y que ojalá lo que nos enseñaste pudiera llegar a mucha más gente. Me siento más vivo y centrado.     Por otro lado estás tu, solamente puedo mostrar mi gratitud por todo lo que nos diste. Tu total entrega se podía sentir en el ambiente. Para mi, el hecho de estar cerca de ti ya es una lección de vida. Y aunque no me fue posible absorber todo el saber que nos estregaste, una parte ha calado muy hondo.     De nuevo muchísimas gracias desde del corazón. Un enorme y sentido abrazo.  Albert Martinez

.

– Te doy de nuevo las gracias por el taller del sábado. Esta ha sido la segunda vez que he trabajado contigo y en las dos ocasiones mi impresión ha sido la de tener un maestro cercano y muy campechano. Pero a la vez con mucha ciencia y profesionalidad.         El taller me ha dado una visión más amplia de cómo tratar la respiración desde tu propuesta. Me han quedado dudas del trabajo que realizas con los masajes (espero tener la oportunidad de investigar contigo un poco más ese tema). Gracias por los video que mirare con detalle para ampliar la información. El movimiento del diafragma en una ecografía, tomadas las imágenes desde el costado,  eran imágenes muy clarificadoras para poder entender mejor el mecanismo de esa respiración donde se ve  afectada  directamente  en la zona de Ming Men). El otro video era el de un alveolo pulmonar donde se producía la entrada de oxígeno y la salida de dióxido) Angel Macías

La forma de respirar que enseñaste fue una novedad para mi, y fue muy útil percibir dónde están los límites en mi forma de respirar habitual. Lo que percibiste sobre mi voz me impactó bastante, porque tengo la percepción de mi dificultad en expresar mis necesidades y de considerarlas legítimas, y lo que dijiste sobre mi voz me parece que representa exactamente esa dificultad. En el pasado supe ser Walkiria (enfrentando el miedo y actuar a pesar de ello) pero por las experiencias de los últimos años tengo muchas dudas sobre mi capacidad de aprovechar las perlas que me ofrecen para conquistar mi espacio. Pero eso ya es otra historia que no tiene que ver con el workshop… Finalmente, lo que más me impresiono es tu propia forma de estar, mucha entrega y naturalidad, y para alguien que es muy contenida, presenciar eso tiene un impacto. Gracias por tu trabajo y lo que me has dado a través del workshop! Alexandra

Hola Carlos, soy Jordi, del taller del viernes tarde en la Saleta. Me resulta positivo lo aprendido. Lo practico cuando me acuerdo, si me acuerdo no practico otra respiración, pero veo que son pocas veces al dia que me acuerdo… es la dificultat tìpica del recuerdo de Si, olvidarse. Siento la ventaja en la respiración más fluida en el pecho alto: me da más viveza, ganas de vivir o gozar (olvidado). Gracias. Jordi Pruneda
.
Primero agradecerte todo el material que nos has enviado… espectacular¡ y ya que en tu email nos das la oportunidad d ecompartir nuestras vivencias contigo, no quiero pasar la oportunidad para agradecerte todo lo que ha significado estar en tu presencia, tus palabras, tus silencios, tu cercanía, tu inocencia, tu saber estar, tu presencia, tus enseñanzas, tu desinhibición, tus resgistros, tu fuerza, tu creatividad, tu adaptabilidad, tu firmeza, tu afecto y cariño, tu dulzura, tu hombría, tu inteligencia, todo¡ No tiene pérdida, ni tú ni lo que proyectas o más bien, todo lo que por ahora, soy capaz de percibir
Desde siempre ya intuía que todo esto (la vida… mi vida… la vida de todos…)  era mucho más, pero hasta que no me crucé con Can Benet, en diciembre del 2014 y con este gran encuentro, todo lo que está aconteciendo y entre ellos, tu, no podía ni imaginar (y solo estoy al principio) la magnitud que representa vivir.

Carlos… eres grande (se que no se debe alabar… o eso dice Epicteto, pero… en este momento de mi evolución, no quiero reprimirme más).  No existen palabras suficientes en el diccionario ordinario para poder explicar que siento, pero lo intentaré.

Para mi, en este momento, eres la personificación de la vida.  Me has devuelto mi voz (estoy trabajando mucho,con gusto, cada día en ello) y con ella estoy recuperando mi feminidad (Fortaleza y Ternura… lo tengo tan presente, Carlos… tanto!!! que cada día que pasa más me enamoro de mi ya que soy una sorpresa constante!).  Ahora… por fin empiezo a reconocerme y ya empiezo a no avergonzarme por mi voz, me has devuelto el oxigeno, me has ayudado a soltarme y a recordar y empezar a traspasar límites que las circunstancias de la vida me había puesto y que yo había creído (esto último es lo que tiene delito…. ainshhhh…. !!! Estamos tan equivocados!!! ).  Te tengo tan presente en el día a día… cada vez que camino me sorprendo canturreando: “talón, planta, punta, vasculación, presento la pelvis, coronilla al cielo” jajaja! eres tremendo.
Y se que esto solo es el principio…
Mi vida está cobrando un nuevo sentido, por fin!  Aunque aún me queda mucho por recorrer, pero ya estoy aquí.
Tantas tantas cosas, Carlos… podría estar horas…. Solo espero que el tiempo y las circunstancias me regalen la oportunidad de devolverte algún todo lo que me estas regalando, ya que no solo he aprendido in situ contigo, sin que todas tus enseñanzas, para mí, van más allá de un fin de semana, son para cada día, para cada momento, para cada inspiración.
Gracias a ti… por fin Respiro la vida!
Un beso muy grande!!!
Que la Paz, la Sabiduria y la Serenidad te sigan acompañando!
 Hasta muy pronto!
 Eva

Pasar por “tus manos” ha significado la vivencia en primera persona de lo que ya sabía o intuía en teoría, digamos que… hasta ahora he cultivado el SABER (y seguiré aprendiendo hasta que mi cuerpo me abandone y más allá), es decir, he estado sentada con libros en la mano, mil teorías, mil historias… pero contigo… estoy insertándome de lleno en el SER.  No siento estar equivocada cuando me digo (con el tiempo lo sabré), que solo se puede aprender a SER, siendo y como se ES? pues… se aprende a ser viviendo, experimentando en primera persona y superando barreras y barreras y quitarte mascaras y más mascaras, para encontrar tu centro, tu esencia y esto solo es posible interactuando con los demás, pues son el reflejo más perfecto, aprender de las cosas agradables y menos agradables que te pasan con en el entorno y observarte a partir de ellas, identificar y disolver.  Estoy en ello, gracias a ti y todo lo que Can Benet me ha dado.

Y respecto a mi media catarsis… supongo que como hace tanto tiempo que no me enfado (más de 10 años), ya no recuerdo mi fuego ( jolin! y soy Leo!!!! Donde está mi pasión) y aún no se como soltar la rabia que debo tener escondida… ya saldrá! (por si acaso estoy aprendiendo “tacos” para soltarlos si tengo de nuevo otra oportunidad, jiji!)
De nuevo, Eva

Gracias por tu gran humanidad, vives lo que explicas y contagias tu entusiasmo, … y eso es lo que yo intento hacer en mi voluntariado en Sant Juan de Dios, con enfermos terminales y esquizofrénicos, … todo lo que me has aportado me ayudara como persona a relacionarme mejor con ellos … gracias de nuevo, espero acompañarte mucho tiempo en tu camino de vida… Felipe Vera

Llegué agotado hasta el taller de Psicoterapia Respiratoria de Carlos Velasco, al ver de qué  trataba esto suspiré aliviado, y ahora, Carlos, gracias a tus métodos y a mi esfuerzo disfruto de volver a respirar profundamente. Por fin siento el alivio. Gracias. Alberto.

La experiencia con el trabajo de Psicoterapia Respiratoria de Carlos Velasco fue un darme cuenta que tengo derecho a vivir y a coger todo el oxígeno que necesite y quiera. Fue experimentar el llegar a liberar bloqueos a nivel inconsciente. Y lo mejor es que el instrumento para conseguirlo es nuestro cuerpo y respiración. Muy agradecida a los años de investigación de Carlos Velasco que desarrolló esta técnica, por su entusiasmo, frescura, fuerza, sentido del humor y por capitanear el barco con tanta sensibilidad, atento a las necesidades de cada quien para llegar a buen puerto Paula D

“Carlos Velasco tiene la gran capacidad de sacar a la luz aquello que necesitas en el más preciso momento, sin que apenas lo veas venir… Su incansable entrega al momento y a quienes se ponen en sus manos hacen de su trabajo algo majestuoso, llevándote a la catarsis más liberadora o al viaje más dulce, sereno y luminoso que jamás hayas vivido”.

“La respiración nos da vida, pero con los miedos, estrés, problemas,… la acortamos y solo tomamos el aliento imprescindible para sobrevivir. Me recordaste como respirar plena y profundamente, llenándome otra vez de energía, claridad y fuerza, liberándome de cargas inútiles y limitantes. Gracias por ayudarme a reencontrar mi capacidad de VIVIR” Bea C.L.

Menu